El “II Congreso Provincial de Delegados de la CTA” realizado en el Microestadio del Club Atlético Lanús fue escenario de reivindicaciones postergadas de la clase trabajadora, recuerdos y homenajes. Los primeros en recibir el galardón por su trabajo comprometido con los derechos humanos y la memoria de los treinta mil detenidos desaparecidos durante la ultima dictadura militar fue el “Equipo Argentino de Antropología Forense”.

JPEG - 66.9 KB
homenaje al EAAF

“Ellos tuvieron la valentía y el profesionalismo para cumplir con la difícil tarea de recuperar y reconocer los cuerpos de los detenidos desaparecidos en la última dictadura”. Señaló emocionado Osvaldo “Luli” Ríos, secretario de Finanzas de la CTA-Provincia de Buenos Aires y encargado de hacer entrega de la distinción.

En el discurso de entrega, el dirigente sindical y reconocido militante por los derechos humanos invitó a los 3000 presente en el estadio de Lanús a repasar la agenda 2005 editada por la CTA y “verán que nos encontramos con una enorme cantidad de fechas que enaltecen la historia del movimiento obrero en la Argentina”.

Y recordó que en diciembre 1983 los argentinos retomábamos el camino de la democracia que “dio el puntapie inicial para poder juzgar a las juntas militares responsable de una sangrienta dictadura. Juicio que sirvió (más allá de ciertas contradicciones) para poner en el banquillo a los asesinos de nuestras mejores compañeras y compañeros” explicó Ríos.

También recordó que fue un 17 de diciembre, pocos meses después de la asunción del gobierno de la Alianza, cuando los trabajadores correntinos cortaron el puente General Belgrano, lugar donde fueron reprimidos por la gendarmería y cayeron asesinados Ojeda y Escobar. Esos acontecimientos -según el dirigente- llevaron a la CTA a convocar un paro de 24 horas.

“Y como broche de esa embestida contra la clase trabajadora -continuó- tenemos aún fresca las imágenes de las movilizaciones del 19 y 20 de diciembre que terminaron justamente dos años después con ese mismo gobierno”

E igualmente en diciembre (entre el 14 y el 18) cerca de tres millones de argentinos se acercaron a las mesas de consulta del (FRENAPO) para decirle SI a la justa distribución de la riqueza, SI al seguro de empleo y formación. Según Ríos “la consulta resultó ser un punto de torcimiento a favor de la historia del sindicalismo argentino y de los movimientos sociales”.

Y además recordó que en ese mismo mes, un día antes del brindis de fin de año, la Carpa Blanca de la Dignidad, la que durante 1003 días albergó a los ayunantes, dejo la plaza de los Dos Congresos luego de sancionarse la Ley de Incentivo Docente.

Y que fue en el mes de las navidades -hace pocos días nomás- cuando en la vigésimo quinta edición de la Marcha de Resistencia de las Madres de Plaza de Mayo (la última) “extendimos nuestros corazones cuando tuvimos la posibilidad de depositar en nuestra Plaza de Mayo, las cenizas de Azucena Villaflor, fundadora de esas hermosas y queridas Madres de la Plaza” señaló el dirigente de la CTA-Provincia.

Los antropólogos forenses reconstruyen nuestra historia

Entre aplausos y cánticos que despertaba a cada instante el encendido discurso del hombre elegido para hacer entrega del tributo al Equipo Argentino de Antropología Forense hizo una pausa para explicar por que la CTA los eligió. Y es que “gracias a la asistencia de la ésta organización nacida en los albores de la democracia fue posible este logro y muchísimos más". Al tiempo que explicó “Los restos depositados en la Iglesia de la Santa Cruz es una muestra clara de la labor realizada por estos compañeros”.

Por último, el militante de los derechos humanos indicó que “a pocos meses de cumplirse 22 años del nacimiento de ese equipo de profesionales, los trabajadores de la provincia de Buenos Aires que integramos orgullosos la Central de los Trabajadores Argentinos, queremos reconocer la ejemplar tarea del Equipo Argentino de Antropología Forense”. Y agregó que “en ellos homenajeamos a nuestros 30.000 detenidos desaparecidos, mas presentes que nunca”.

Comentar este artículo

    homenaje al EAAF