El presidente Obama llega a nuestro país cuando conmemoramos el 40 aniversario de golpe cívico-militar que ensangrentó a la Argentina.

No es bienvenido porque los trabajadores no olvidamos el rol activo de la CIA y del Pentágono en el exterminio selectivo de militantes y dirigentes de los movimientos populares de América Latina, perpetrados con la autorización de la Casa Blanca durante el denominado Plan Cóndor.

No es bienvenido tampoco porque viene a respaldar la decisión impulsada por el gobierno de Macri de entregar soberanía, claudicando frente al juez Griesa y los Fondos Buitre, en lo que constituye la antesala del regreso a la picadora de carne del Fondo Monetario Internacional.

La última vez que un presidente yanqui pisó la Argentina se fue con el portazo en la cara de un pueblo movilizado y de los presidentes latinoamericanos, que encabezados por Kirchner, Chávez y Lula le dijimos NO al ALCA y al intento de convertirnos en su patio Trasero.

Aferrados a esta convicción y con la misma coherencia de entonces, el 24 de marzo cuando junto a los organismos de DD HH marchemos unidos los trabajadores de los sindicatos de la CGT y de la CTA, reafirmaremos: Sr. Obama usted no es bienvenido.

Carlos Girotti
Secretario de Comunicación

Hugo Yasky
Secretario General

JPEG - 264.4 KB

Comentar este artículo